Avisar de contenido inadecuado

Psicología Dialéctica

{
}

Definición: la psicología estudia la psiquis, todos los hechos de la misma, sus manifestaciones, sus regularidades y leyes.

Su finalidad: conocer e interpretar la realidad psíquica y contribuir a transformarla.

Todos los procesos que tienen que ver con la formación y perfeccionamiento de las capacidades, habilidades y hábitos humanos; cuando se procura formar en el individuo determinados sentimientos y convicciones, nos enfrentamos a la tarea de dirigir la formación y el desarrollo de manifestaciones de la psiquis humana. De ahí que el origen y la finalidad de la psicología es la práctica.

Se fundamenta en la filosofía dialéctica:

  • Esta última presupone que lo material es primario con respecto a lo ideal, siendo lo ideal un producto de lo material.
  • El desarrollo de las cosas y de los fenómenos se da gracias a los aspectos contradictorios que rigen las cosas o fenómenos.

Entiende que la psiquis es un reflejo de la realidad, ideal por su existencia y subjetiva por su forma, con un contenido objetivo y origen material, mediante el cual el individuo regula su interacción con la realid

 La psiquis por su existencia es ideal, ya que ella en sentido general es una imagen, una representación de la realidad objetiva, del mundo material. (para Marx, “...lo ideal no es mas que lo material transpuesto y traducido en la cabeza del hombre”).

  En su carácter ideal la psiquis aparece como algo distinto, contrapuesto a lo material. (no es lo mismo la imagen de la cosa, que la cosa misma).  Sin embargo, el origen de la psiquis es material. (según Engels: “la unidad real del mundo consiste en su materialidad”). Todo es materia en movimiento o producto de la materia en movimiento.

  El origen de la psiquis hay que hacerlo en un doble sentido: la psiquis es producto de la materia, pero no de toda la materia, sino de la materia con un nivel especial de organización y desarrollo (estructura y funcionamiento del organismo).  Es decir:

  La condición fundamental para la existencia de la psiquis es que exista un organismo con el nivel de organización y desarrollo capaz de producir un tipo cualitativamente especifico de actividad (la actividad psíquica) mediante la cual se obtienen imágenes y representaciones de la realidad; y que dicho organismo establezca una interacción objetiva con el mundo material a través de su actividad en el mismo, pues solo con la puesta en contacto con la realidad es que pueden formarse las imágenes y representaciones  de ellas, (los fenómenos psíquicos).

 

CARACTERIZACIÓN GENERAL DE LA PSIQUIS:

CARÁCTER REFLEJO:

Esta propiedad consiste en poder reaccionar a las influencias externas. La forma en que se produce el reflejo depende del nivel de desarrollo alcanzado por la materia. La psiquis es la forma del reflejo que solo se manifiesta en la materia orgánica cuando esta alcanza un nivel alto de desarrollo y organización. Su carácter reflejo se evidencia en el hecho de que su contenido está determinado por la realidad objetiva. Este carácter reflejo ideal, subjetivo de la realidad objetiva, le posibilita al organismo adaptarse a su medio y al ser humano poder transformarla.

  CARÁCTER ACTIVO DE LA PSIQUIS:

La psiquis se caracteriza por ser activa, y el mejor indicador de dicha característica es que solo aparece como resultado del proceso de interacción del organismo y el medio. La actividad es la condición que garantiza su existencia y desarrollo: en el caso de los animales mediante la conducta adaptativa, en el de los seres humanos, la actividad transformadora. Del contenido que se desarrolla en el proceso de interacción le deviene también a la psiquis su carácter regulador.

  CARÁCTER REGULADOR DE LA PSIQUIS:

A la vez que reflejo, la psiquis posibilita la regulación de la actividad del individuo en la realidad. Este carácter regulador se expresa de dos formas:

  • Regulación inductora:

            Determina lo que se realiza. Nos da el para qué y el por qué de la actuación. Son todos los fenómenos psíquicos que incentivan, impulsan, dirigen y orientan, así como sostienen la actuación del individuo: necesidades, motivos, emociones, sentimientos, entre otros.

  • Regulación ejecutora:

Determina que lo que se realiza se cumpla a tenor de las condiciones en las que se desarrolla y nos da el cómo de la actuación. Son todos los fenómenos psíquicos que posibilitan tomar en consideración las condiciones en que transcurre la actuación de los individuos: sensaciones, percepciones. Pensamiento, habilidades y hábitos, entre otros.

 Ambas formas se manifiestan como una UNIDAD, pero no constituyen una identidad; se interpretan e influyen recíprocamente, pero no se puede deducir la una de la otra y no se debe dejar de reconocer sus especificidades.

  CARÁCTER INDIVIDUAL-PERSONAL DE LA PSIQUIS:

La psiquis es siempre la actividad de un sujeto. El sujeto es un ser real, material, que existe en el tiempo y el espacio. Que vive y actúa en situaciones concretas de vida. Que tiene su propia historia dada por el contenido y las formas de las relaciones que establece con la realidad mediante su actividad. El contenido y la forma de estas relaciones nunca son idénticos en todos los sujetos, pues no son idénticas las condiciones concretas de su existencia. La psiquis al ser el reflejo subjetivo de las condiciones de vida de cada sujeto, se conforma con un matiz singular que hace que psicológicamente cada sujeto presente peculiaridades que lo distinguen, lo diferencian de los demás. Este es el carácter individual-personal de la psiquis.

 

PSIQUIS Y CONCIENCIA:

La conciencia es la máxima expresión de desarrollo de la psiquis, de ahí aunque todos los animales poseen una psiquis, solo los seres humanos desarrollan una conciencia.

El concepto de psiquis es más amplio que el de conciencia; y aunque la conciencia pertenece a lo psíquico, lo psíquico no se reduce a la conciencia.

Esto es lo que permite entender que en los seres humanos muchos de sus comportamientos son mecánicos, reflejos, indispensables para la vida: sensaciones, percepciones, fenómenos de la memoria, necesidades, hábitos, etc.

En determinadas circunstancias fenómenos psíquicos conscientes pueden pasar al nivel no consciente cuando las condiciones de la actividad del hombre no requieren de su estricta regulación por la conciencia; cuando las condiciones lo exigen, pasan al plano de la conciencia, y así el sujeto regula mejor su actuación.

La conciencia, sin embargo, constituye el nivel rector en la vida psíquica del ser humano. Su capacidad de transformar el mundo le viene a que el ser humano puede reflejar de modo consciente la realidad y regular de manera consciente su actividad.

 

PRESUNCIONES FUNDAMENTALES:

Tres presunciones fundamentales de la comprensión materialista – dialéctica de los fenómenos psíquicos:

  • Principio del determinismo materialista-dialéctico de la psiquis: lo exterior actúa a través de lo interior.
  • Principio de la naturaleza social de la psiquis humana: el ser humano un ser histórico y social.
  • Principio de la unidad de la psiquis y la actividad: la psiquis no se forma en la actividad sino que también se manifiesta en ella y al mismo tiempo la regula.
{
}
{
}

Comentarios Psicología Dialéctica

Me pregunto en que momento del proceso del trabajo y su materialización el pensamiento de los seres humanos adquirio el predominio sobre las formas del conocimiento ancestralmente prácticas.

Juan Zurita H. Juan Zurita H. 16/07/2012 a las 23:09

Deja tu comentario Psicología Dialéctica

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre